Mix Político

Opinión: “Reflexiones de las PASO”

Opinión: “Reflexiones de las PASO”

El pasado domingo 9 de agosto se realizaron las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, y como toda elección trascendental, han dejado mucha tela para cortar.

> Por Laureano Martínez

El candidato presidencial que se impuso con un 38%, dejando a 14 puntos a su adversario más cercano, fue Scioli, actual gobernador de Buenos Aires.  El Frente Cambiemos (Macri + Sanz +Carrió) obtuvo 30 %, con preeminencia del candidato del PRO, Mauricio Macri, que sumó 24 puntos.

Para el gobernador bonaerense no ha sido el resultado soñado. Si bien 38 % de los votos significa una gran performance electoral, y más aún teniendo en cuenta que su contendiente inmediato quedó ubicado a 14 puntos,  no pudo superar la barrera de los 40 que lo dejaría a las puertas de una victoria segura en primera vuelta. Esto podría resultar un obstáculo para el ex motonauta menemista en su carrera a la Casa Rosada, sobre todo si tenemos en cuenta un factor fundamental: El voto antikirchnerista.

¿Donde se concentrará este voto, que puede llegar a ser determinante en la contienda de octubre? Sin lugar a dudas, en Macri, quien ha quedado en un segundo puesto, lejos, pero expectante. El empresario, otrora menemista, obtuvo el 24% de los votos, mientras que el Frente que integra obtuvo el 30%. El desafío de Macri será contener todos los votos del Frente Cambiemos; es decir, deberá contener el 2, 5% de Carrió (seguro lo hará)  y el 3,5 % de Sanz (no podrá retener todo, una parte se irá con Margarita Stolbizer, inevitablemente); y además pensar en cómo seducir a los votantes de De La Sota y Rodríguez Saá, para de ese modo lograr que dicho electorado lo elija a él, permitiéndole obtener los votos necesarios para llegar a segunda vuelta.

En definitiva, hay que ver cuánto pesará el electorado antikirchnerista. Si las encuestas  pronostican para Scioli un resultado magro que le impida llegar a segunda vuelta, no le va a quedar otro remedio que largar al diablo lo poco que le queda del relato y apelar a los viejos valores peronistas. Y hasta para hacer eso se va a tener que apurar, porque Macri le viene ganando de mano con eso de tirar guiños al peronismo tradicional. Ni lerdo ni perezoso, Durán Barba ha obligado a Macri a ampliar su discurso, apelando a la simbología peronista, a sabiendas de que debe obtener el apoyo de más ciudadanos para  llegar a la presidencia. Esto obligó a Massa a derechizar su discurso, quien ahora propone seguridad y cadena perpetua para narcos y violadores. Igual, Massa ya fue. Ese exmenemista está fuera de carrera.

El panorama está abierto para las elecciones generales y veremos si es Macri quien logra forzar a una segunda vuelta, o si es Scioli quien finalmente llega al sillón de Rivadavia en primera vuelta.

Cualquiera sea el candidato que gane, será malo para el país, porque ambos, con matices, representan a los mismos sectores que nos vienen gobernando hace 25 años; y dicha realidad no pudo ser ocultada por el relato maniqueo inventado en estos últimos años.

Es aquí donde la centroizquierda tiene que generar un contrapeso necesario, pero por lo visto en la última jornada electoral, lejos está de hacerlo.

El Frente Progresista, representado en la candidatura de Margarita Stolbizer, obtuvo 3,5%; un resultado magro e inesperado. Los progresistas esperábamos obtener al menos 5%, con posibilidades de crecimiento en las elecciones generales; pero la realidad es que debemos estar felices por haber pasado el límite impuesto por las PASO.

¿Motivos? Margarita hizo la campaña más sola que un hongo. El principal sostén de Margarita debían ser, por un lado, el gobierno socialista de Santa Fe; por el otro, la nueva expresión política capitalina, ECO, que tiene a Losteau como referente máximo. Lamentablemente ninguno jugó fuerte en la campaña para no pelearse con los aliados radicales que ambos tienen en sus distritos. Ahora que el candidato de la UCR, Sanz (luego de esa patética elección que en nada justifica haberse apartado del Progresismo para ir a los brazos de Macri)  quedó fuera de juego, sería fructífero que Binner, Bonfatti, Lifschiz, Fein y Losteau  salgan a la cancha, ya que la izquierda democrática así lo necesita. Si el Socialismo santafesino más el ECO porteño se deciden a hacer campaña de verdad (más lo que puedan sumar Libres del Sur y GEN en todo el país) Margarita podrá llegar a los 6 ó 7 puntos, consolidando de esa manera una alternativa de centroizquierda con presencia en la cámara de diputados. Eso, sumado a la gobernación de Santa Fe, Rosario y algunas otras ciudades en el país sería el piso a partir del cual seguir creciendo.

Si, en cambio, en octubre se repiten los números de las PASO, seguiremos elucubrando por siempre como el populismo y la derecha privatizadora se disputan el poder del país, por siempre.

 

Más del autor de ésta nota en su BLOG

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.