Mix Político

Europa debate su rol en Siria

Europa debate su rol en Siria

union-europea-crisis

Los líderes de la Unión Europea (UE) iniciaron ayer en Bruselas una cumbre de dos días centrada en la guerra en Siria y crisis migratoria, aunque la agenda incluye también otros temas calientes como las relaciones con Rusia y la delicada situación del acuerdo comercial negociado con Canadá (CETA). La cumbre cuenta por primera vez con la presencia de la primera ministra británica Theresa May.

“Es muy difícil, incluso imposible, hablar de eso y no hacer referencia a los actuales ataques a hospitales y civiles en Alepo”, dijo el presidente del Consejo, Donald Tusk, a su llegada a la reunión. El político polaco dejó claro que no se tomarán decisiones sobre Rusia pero subrayó que la UE debería mantener todas las opciones abiertas, incluidas las sanciones, si los crímenes continúan.

La canciller alemana, Angela Merkel, defendió la necesidad de alcanzar cuanto antes una tregua en la ciudad siria. “Es siempre importante dialogar, pero no se trata de hablar o de la voluntad de hablar, sino de dejar clara una postura y espero que nosotros, como Consejo Europeo, estemos en disposición de dejar claro que lo que pasa en Alepo con apoyo ruso es totalmente inhumano para las personas que viven allí”, añadió.

El presidente francés, François Hollande, se pronunció en la misma línea asegurando que todas las opciones están abiertas mientras no se respete la tregua y abogó por ejercer toda la presión posible sobre Moscú para que esta se prolongue. Por su parte, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, pidió en mayo un debate sobre Rusia para tratar de aliviar las sanciones impuestas a Moscú por su papel en el conflicto en Ucrania. Aunque su intención era mantener un debate sereno, los recientes acontecimientos dieron al traste con este objetivo.

Los Veintiocho están divididos sobre la necesidad de sanciones, tal como señaló el primer ministro sueco, Stefan Löfven: “No creo que haya unanimidad en este sentido. Creo que deberían ponerse sobre la mesa como una opción para el futuro”. “No deberíamos pensar siempre que las sanciones son la solución”, dijo también el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, quien abogó por buscar una posición común de los “27 más uno”. Sin embargo, según fuentes diplomáticas, los Veintiocho no impulsarán sanciones a Rusia más allá de las que ya se aplican por su rol en la crisis ucraniana.

El jueves se conoció un borrador que ya condenaba firmemente los bombardeos rusos y sirios contra civiles en la ciudad siria de Alepo, y llamaba a un cese de la violencia y la reanudación de un proceso político bajo los auspicios de la ONU. En un texto anterior sobre el mismo tema, los 28 planteaban posibles nuevas sanciones contra sirios que apoyen al régimen de Bashar al Asad, una precisión sobre la nacionalidad que no figura en el borrador de acuerdo dando a entender que Rusia podría estar incluida.

Los líderes esperan también que May les informe sobre sus planes para materializar la salida de Reino Unido de la UE, que podría empezar a concretarse en la primavera de 2017, cuando el gobierno británico prevé activar el artículo correspondiente. A su llegada a la cumbre, May aseguró: “Traigo un mensaje muy claro. Que el Reino Unido va a salir de la UE”. También señaló que es vital que el país siga trabajando con los socios europeos. La primera ministra advirtió que el Reino Unido no debería ser dejado de lado en las discusiones de la UE.

Los 27 pares de May en la UE se reunieron sin ella el 16 de septiembre pasado en Bratislava para discutir el futuro del bloque, y se preparan para realizar un encuentro similar el 3 de febrero en La Valeta, Malta. May mostró su preocupación por el formato implementado en Bratislava. “Ella dijo que el Reino Unido no quiere sólo estampillar decisiones tomadas por los 27”, dijo una fuente que recibió información del encuentro y pidió ser citada en condición de anonimato. Tusk respondió que era una decisión del Reino Unido dejar el bloque y que los 27 seguirán teniendo encuentros bajo el formato UE 27, agregó la fuente. “Lo he dicho claramente. Theresa May quiere un Brexit duro. Entonces las negociaciones serán duras’’, advirtió el mandatario francés Hollande a su llegada a la cumbre, en referencia a la salida de Reino Unido sin alcanzar acuerdos con sus socios europeos.

Hoy, los líderes europeos discutirán sobre el acuerdo de libre comercio sellado con Canadá (CETA) cuya firma, prevista para la cumbre UE-Canadá del 27 de octubre, está en el aire debido al bloqueo del parlamento de la región belga de Valonia. “Respetaré las reglas de nuestro país. No podemos firmar sin el visto bueno de los diferentes parlamentos”, admitió a su llegada el primer ministro del país, Charles Michel, quien señaló que esperan que la cámara valona dé una respuesta en las próximas horas o días”.

Tusk se mostró confiado en que pueda alcanzarse un compromiso, si bien advirtió de que el CETA podría ser el último acuerdo de libre comercio de la UE dadas las dificultades para ratificar el tratado. En este contexto, el debate sobre inmigración, que se centrará en la cooperación con terceros países, quedó en un segundo plano.

 

Publicado originalmente: P12

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.