Mix Político

El Gobierno cree que le queda poco tiempo en la carrera contra la inflación

El Gobierno cree que le queda poco tiempo en la carrera contra la inflación

inflacion

>Por Marcelo Cantón

La inflación es la batalla. 6, 4, 2, son los números con los que empiezan los índices de precios de abril, mayo y junio, respectivamente. La progresión parecería indicar un éxito para el Gobierno. Pero los funcionarios no están seguros, temen que los tiempos los corran. Saben que “la bomba de la corrupción K” les da todavía un cierto margen. Pero el segundo semestre ya empezó, y ellos ahora apuestan a agosto como el momento “de quiebre”.

“La inflación te empaña todo, te anula el análisis”, dice uno de los analistas políticos más oído por el Gobierno. “Hay una bruma delante de todo lo que hace Macri y es la inflación; ahí es donde tienen que mejorar”.

Las encuestas que maneja ese analista (y que circulan en despachos oficiales) dicen que sólo uno de cada 10 argentinos dice que hoy está mejor que hace un año. “El 90% cree que no ha mejorado sus situación o ha empeorado, es mucho”, señala. Un aliciente para el Gobierno es que el 55% de la gente dice que Macri necesita tiempo para mejorar la situación. Y hay un punto que está jugando a favor: “la explosión de corrupción kirchnerista” ¿Qué es esto? La exposición permanente de causas de coimas o enriquecimiento ilícito K “rompen el vínculo con el pasado”, o sea que el oficialismo gana espacio en la comparación entre la situación actual y la de la gestión de Cristina. Es que, señala el mismo analista, cuando hay una situación crítica, se contrasta con el pasado o con lo que se espera del futuro. El Gobierno gana cuando la confrontación con el pasado está rodeada de corrupción. Y hacia adelante hoy no les aparece otro líder desafiante. “Esto nos da algo más de tiempo”, reconocen los funcionarios.

El enfoques que comparte el citado analista con los más altos cargos de la Casa Rosada es que la inflación es el parámetro con que se mide el tiempo que tiene el Gobierno. “Tenemos que mostrar resultados pronto en ese rubro”, dicen en el entorno del Presidente. ¿Cuáles son sus números? Ya lo hemos dicho en esta columna: cerca del Presidente siguen día a día las encuestas del sitio web Inflación Verdadera. Según ese relevamiento, el pico de alza de precios se alcanzó el 14 de febrero, cuando la inflación mensual tocó el 5,82%, y luego comenzó a bajar hasta principios de abril, cuando hubo otro repunte. “Pero desde la tercera semana de mayo que está bajando -dicen en la Casa Rosada-. El último registro es de 2,3% mensual. Y coincide con lo que nos dicen los supermercados, que aseguran que los precios que reciben de sus proveedores muestran una tendencia a estabilizarse”. La Consultora Elypsis anunció ayer que su relevamiento preliminar para junio a nivel nacional dio 2,2%, contra 3,9% de mayo. “Es el segundo mes consecutivo que la inflación mensual se desacelera, luego de la abrupta suba de abril”, dijo Luciano Cohan, director la consultora.

El vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui inventó un parámetro de cuándo los argentinos sentirían que los precios se han estabilizado: cuando hayan hecho tres compras grandes, de esas que se hacen semana por medio, seguidas, y encuentren los mismos precios, dice. En la Jefatura de Gabinete aseguran que “ya van dos compras que tenían los precios parecidos, ya estamos cerca de la percepción de cierto freno”. Allí creen que en junio los índices del Indec y porteño darán alrededor del 2,8%, que en julio rondarán el 2%, valor similar al que alcanzará en agosto. Recién ven un número empezando con 1 en el último trimestre. En el ministerio de la Producción, del que depende Comercio, son más optimistas: ven a junio en 2,5/2,6%, julio cerca de 2%, pero aseguran que “en agosto se perfora el 2, y ya estaremos en 1 y pico”.

Esos son los tiempos contra los que corren, lo saben los funcionarios. Un éxito en ese rubro les podría reportar mayor credibilidad en lo económico y apoyo en lo político. Miden lo que pasó en 2014, cuando luego de la devaluación de principio de año y la suba de precios cayó la imagen de Cristina, para recuperarse cuando los precios volvieron al carril del 2% mensual que fue la tónica de los últimos años. “¿Podremos nosotros tener ese beneficio a partir del mes próximo?’”, se preguntan en la Casa Rosada.

“Vas a ver que en agosto ya no me vas a estar preguntando sobre la inflación, me llamarás para preguntarme sobre cómo avanza el plan del agua, las medidas de pymes, las inversiones, o las obras públicas”, dice a este cronista un ministro del gabinete. Una vez pasado el examen de los precios, ratifica con ese planteo, la discusión económica sería otra, el ambiente cambiaría. Desde el sector más político del Gobierno plantean alguna duda, sin embargo: “Cristina cosechó cuando bajó la inflación; pero ¿la gente nos dará ese beneficio también a nosotros?”, se preguntan.

Publicado originalmente en: CLARÍN

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.